¿Mambrú? se fue a la guerra

Voy a empezar a “cantar” (figuradamente) una canción: “Mambrú se fue a la guerra, mire usted, mire usted, qué pena. Mambrú se fue a la guerra, no sé cuándo vendrá. Do re mi, do re fa. No sé cuándo vendrá”. ¿A que muchos la sabríais continuar?

Esta canción infantil es realmente popular en prácticamente toda España. Escuchémosla de boca de Joaquín Díaz.

Lo que quiero contaros es que esta canción no es la original (y ya sabemos que el concepto de original hay que tomarlo siempre con muchas pinzas cuando hablamos de folklore tradicional). La canción original es Marlborough s’en va-t-en guerre, canción francesa con una historia bastante interesante.

Se estima que fue compuesta en 1709, tras la batalla de Malplaquet que enfrentó a franceses e ingleses y en la que se cree muerto al por aquel entonces duque de Marlbrough, John Churchill. Los franceses, en tono de burla, compusieron la canción a partir de una melodía popular y bastante más antigua, supuestamente de origen árabe y llevada por los cruzados a Francia. La nodriza de Luis XVI se la cantaba, lo que provocó que la canción se popularizara y extendiera. A España llegó a través de los Bombones.

¿Os suena la melodía? En España esta canción se adaptó de manera distinta. Esta melodía sí que puede parecerse a lo que nosotros cantamos como “Porque es un muchacho excelente” en los cumpleaños y celebraciones.

Hay muchas más versiones de esta canción, y todas ellas bastante más cercanas a la versión original francesa que a la española, que es un tanto anómala. Por ejemplo, una versión en mirandés, que en esta ocasión va a ser interpretada por Luis Cilia. Como escucharéis, es un poco más parecida a la francesa, incluso fonéticamente (en España la palabra Marlborough se redujo a “Mambrú”, mientras que en el noreste de Portugal pasó a “Mirandum”).

Cuando la canción llegó a Inglaterra la adaptación musical también se alteró un poco. Allí la canción se llama Marlbrook has left for the war, y sigue siendo una canción infantil y que se canta a los niños.

Os quiero traer también una versión en, creo, danés, a cargo del grupo Phønix.

Curiosa la historia, ¿verdad?

Deja un comentario