La galana i el mar

Hay canciones tradicionales que tienen una razón de ser, un momento de la vida en el que es habitual interpretarlas. Y una boda solía ser el momento cumbre en muchas vidas. Todas las culturas y civilizaciones tienen ritos asociados a las bodas, y canciones asociadas a estos ritos. Una de estas canciones es La galana i el mar, canción sefardí interpretada en ladino.

Ya salió de la mar la galana (bis)
con su vestido al i blanco, 
ya salió…

Esta es la primera estrofa de la canción. La galana es la esposa (spozica en ciertas interpretaciones; además, en los cantos de boda sefardíes es habitual usar el apelativo galana). La mar es la bañera donde se bañaba la novia tres veces de manera ritual. Además, el agua en todas sus formas (mar, río, fuente) es un elemento recurrente en ritos de paso como las bodas.

Al, por otro lado, es carmesí en turco clásico, aunque no todas las versiones tienen este vestido de al y blanco: otras lo tienen de sirma/hilo de oro). Otras estrofas hacen referencia a árboles frutales (bimbrío/membrillo, canela…), lo que es referencia a la fertilidad -que en el pasado era la principal función de los matrimonios, ya sabéis.

¿Qué procedencia tiene la canción? Sabemos que el folklore no entiende de fronteras (en todo caso entiende de culturas). Esta canción proviene de la zona de Salónica, en Grecia, y fue recogida por Susana Weich. Aunque realmente hay dos canciones: La galana i el mar y La espozica está en el río, que la tradición y los artistas ha ido mezclando.

Esta canción hace referencia al proceso de aderezo de la novia, del proceso que tiene lugar desde que se empieza a arreglar hasta que se casa como tal. Hay muchas, muchísimas canciones que hacen referencia a este proceso, en todas las culturas. Algún día os mostraré el Romance de novios de mi pueblo.

Os dejo dieciocho versiones de La galana i el mar. Diecisiete de ellas están en esta lista de Spotify, y la decimoctava es la de Mor Karbasi, que no se encuentra en Spotify. Fue publicada en su primer álbum, llamado The beauty and the sea precisamente en honor a esta canción. Me permito destacar, además, Nereida, una versión interpretada en griego.

Fuentes: Paloma Díaz-Mas y Susana Weich-Shahak (Cuadernos de Estudios Gallegos, LVI, nº 122, páginas 191-212). Imagen superior de Wikipedia, por Jina Lee.

Deja un comentario