La Casa de Mosés

Acetre es una de las bandas extremeñas que más proyección nacional e internacional tienen, tanto en el ámbito del folk como en el ámbito de la música en general. Y en 2011 lanzaron su último disco, Arquitecturas Rayanas, un long play impecable a nivel de producción y con sonidos muy interesantes, fusionando multitud de estilos. No voy a repetirme: hace unos años escribí sobre este álbum en mi blog personal.

De éste álbum se extrajeron dos singles: As Pontes, un tema de composición propia que versa sobre los puentes existentes entre la ciudad de Badajoz y nuestro país vecino y La Casa de Mosés, un tema muy divertido, con mucho ritmo y que trata de lo que se veía o podía verse en cualquier zaguán judío. Letra tradicional, música de Jose Tomás Sousa.

Sin más, aquí tenéis su videoclip, grabado en el Rincón Nazarí de Badajoz, aunque teniendo en cuenta que el audio no es de la versión en estudio de la canción, sino de una interpretación en directo que suena bastante más potente.

Letra de La Casa de Mosés

En la casa de Mosés
Tengo plantada una flor
Si el aire la revolea
Hasta aquí llega el olor

En la casa de Mosés
Tengo plantado un geranio
Si el aire lo revolea
Olores pa’ todo el año

Abridme la puerta del zaguán
Abridme yo también quiero entrar

En la casa de Mosés
Vivía una calabacera
Que me daba calabazas
Antes que la pretendiera

En la casa de Mosés
Yo te lo dije primero
Que el que no tiene cabeza
No necesita sombrero

Abridme…

En la casa de Mosés
Quieres que te quiera yo;
Que te quiera tu marido
Que tiene la obligación.

En la casa de Mosés
Me buscaré un buen marido
Pa’ que me encienda la lumbre
Y me caliente el cocido

Abridme…

En la casa de Mosés
Todas llevan dos faldares
Porque con uno no pueden
Engañar a los zagales

En la casa de Mosés
Todas riñen por la masa
Unas porque no las viene
Y otras porque se les pasa

Abridme…

En la casa de Mosés
Voy a guardar un rebaño
Para recoger la lana
Y la leche todo el año

En la casa de Mosés
Tengo el rabo de una oveja
Yo quiero portarme bien
Pero el rabo no me deja

Abridme…

Deja un comentario