Tejedor cumple 20 años y lo celebra con amigos

Tejedor son unos hermanos que llevan dos décadas en esto de la música tradicional de su tierra (Asturias), y lo van a celebrar con amigos. De hecho lo van a celebrar con un plantel de amigos que ya querrían otros muchos.

Intérpretes y formaciones de la talla de Rubén Bada, Faltriqueira, Kepa Calvo, Chus Pedro de Nuberu o Carlos Goñi se darán cita en el Teatro Palacio Valdés, de Avilés, los próximos 12 y 13 de marzo. Podéis ver la lista completa de colaboradores en el cartel tras el salto. Además, este concierto será inmortalizado en DVD, por lo que podréis disfrutarlo posteriormente en vuestro hogar.

Podéis adquirir entradas en la Web de Liberbank, en sus cajeros, en el 902 106 601 y en el propio teatro, a partir del 7 de marzo. Todavía estáis a tiempo, así que no lo dudéis. Tienen un precio de entre 10 y 15 euros.
Keep Reading →

El Ochobre Folk busca preservar el baile tradicional en Mieres

El grupo presentó ayer en el Ayuntamiento de Mieres el programa de actividades. Luis Ángel Fernández, uno de organizadores, explicó que “tras la buena acogida del pasado año, hemos decidido ir a más y programar tres días de actividad en la que habrá conciertos, charlas, actividades para niños, y una gran espicha”.

El Ochobre Folk arrancará ya el viernes, con una charla concierto que se celebrará a las 19:00 horas en el IES Bernaldo de Quirós y que correrá a cargo de Ramsés Ilesies y Xosé Ambás.

Más información en La Nueva España.

Asturies, tiempu de nosotros

Para un lunes por la mañana nada mejor que un tema animado y reivindicativo. Hoy os traigo el tema Asturies, tiempu de nosotros, un tema de Nuberu, una banda asturiana que llevaba en la transición desde 2008 y que se despidió de los escenarios el pasado 2008. Con este tema la banda reivindicaba la oficialidad del asturianu como lengua. Y la verdad es que, incluso dejando este hecho al lado, la canción (con letra de Xuan Marcos) es tan impecable como maravillosa es esta interpretación de 2002 en La 2 de TVE.

Keep Reading →