A Saia da Carolina ten un lagarto pintado

A Saia da Carolina es un tema de la música portuguesa/gallega que me llama mucho la atención. Tradicional en la zona noroeste de la Península Ibérica (la actual Galicia, Asturias, León y el norte de Portugal), pocos niños hay que no la hayan cantado alguna vez.

La canción trata de una chica que cuando baila menea el rabo del lagarto que lleva en la falda, lo cual levanta pasiones. Los dobles sentidos en las canciones tradicionales son el pan de cada día. Al parecer, esta chica en la que se inspira la canción es La Bella Otero (que de niña no fue Carolina sino Agustina), una valguesa que destacó en la Belle Epoque francesa.

Hay disputas sobre el verdadero origen geográfico de esta canción; realmente los gallegos la consideran suya, así como los portugueses. Es algo razonablemente habitual, la verdad. Hay quien apunta a que su origen se encuentra en la localidad portuguesa -aunque fronteriza- de Miranda do Douro. No obstante, aunque siempre es interesante saber el origen concreto de esta canción (por ser el caso concreto), realmente es tradicional de prácticamente todo el noroeste peninsular. El folklore no entiende de fronteras. Y al margen de geografía, la canción desde luego es bastante pegadiza. “A saia da Carolina ten un lagarto pintado. Cando a Carolina baila o lagarto dalle ó rabo. ¿Bailaches Carolina? Bailei, si señor. Dime con quien bailaches. Bailei co meu amor”. 

Y es una de las canciones más importantes de la música tradicional de aquella zona y de la que se han realizado multitud de versiones, aunque siempre con prácticamente la misma letra y una melodía muy similar, cambiando en ocasiones la tonalidad y el color de la canción (a veces en tono mayor, a veces en tono menor). Hay versiones portuguesas también que son bastante distintas y que no logro identificar. Por ello quiero mostraros seis versiones de A Saia da Carolina (así como una adicional).

La primera y quizá la más conocida es la de Luar na Lubre, lanzada en su disco Solsticio y combinada con un reel irlandés.

En línea similar está la de Fuxan os Ventos, que pasa a una tonalidad mayor.

Algo más extraña es la versión de Faltriqueira; aquí tenéis un directo para Radio Galega.

Bajando a Portugal no podemos perdernos dos versiones de este mismo tema, con dos formas de entender la música bien distintas. La primera fue realizada por Roberto Leal. Como nota curiosa, creo que es la primera canción de música popular portuguesa en la que no oigo ningún acordeón.

Otra versión, también portuguesa, fue la que incluyó el conjunto Uxu Kalhus, y se acerca bastante más al funk que a otro estilo.

Una versión curiosa por no ser interpretada en portugués ni en gallego. Me refiero a “El mandil de Carolina”, la versión de Coetus, el conjunto de Eliseo Parra.

Por último y como bonus, la canción que al parecer se acerca más a la interpretación original. El grupo se llama Lúmen y la interpretan en dialecto mirandés (es decir, de Miranda do Douro).

No son las únicas versiones, por supuesto. Si conocéis más, no dudéis en compartirlas en los comentarios.

Más información | Revista cultural Mito | Mentes pensantes | TecniceaVISEUPuebla

Deja un comentario